martes, 20 de junio de 2017

Los 43 proverbios más hermosos

Los proverbios árabes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y reflexión de los antiguos sabios árabes. Muchas son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo árabe en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.
.
.#1

 Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación.

  #2
Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo.

  #3
La crueldad es la fuerza de los cobardes.

  #4
El hombre no puede saltar fuera de su sombra.

  #5
El que tiene salud tiene esperanza, y el que tiene esperanza es dueño de todo.

  #6
El tesoro que no se gasta se aprovecha poco.

  #7
La economía es media alimento para la vida.
.

  #8
La primera luna después del matrimonio es la de miel, y las que le siguen de amargura.

  #9
Las mejores visitas son las más cortas.

 #10
Nunca aconsejes en público.

 #11
Sé amigo de ti mismo y lo serás de los demás.

  #12
Si un negocio te abruma por el principio, comiénzalo por el fin.
..

 #13
Sólo las mulas niegan su familia.

  #14
Un corazón tranquilo es mejor que una bolsa llena de oro
.

15
Un mediano bienestar tranquilo es preferible a la opulencia llena de preocupaciones.

  #16
Una pérdida clara es muchas veces mejor que una lejana y problemática ganancia.

  #17
Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio: no lo digas.

  #18
La primera vez que me engañes, será culpa tuya; la segunda vez, la culpa será mía.
.

  #19
Los ojos no sirven de nada a un cerebro ciego.

  #20
Castiga a los que tienen envidia haciéndoles bien.

 #21
El hombre que no sabe sonreír, no debe abrir tienda.

  #22
Si un hombre te dice que pareces un camello, no le hagas caso; si te lo dicen dos, 
mírate un espejo.

  #23
No abras los labios si no estás seguro de lo que vas a decir, es más hermoso el silencio.

  #24
Si te aplauden, nunca presumas hasta saber quien aplaudía.
.

 #25
Es mejor encender una luz que maldecir la oscuridad.

  #26 
Los accidentes en el mundo son más numerosos que las plantas de la Tierra.

  #27
Si tienes un amigo, visítalo con frecuencia pues las malas hierbas y las espinas invaden el camino por donde nadie pasa.

  #28
Las cosas no valen por el tiempo que duran, sino por las huellas que dejan.

  #29
Yo me quejaba porque no podía comprarme zapatos, hasta que conocí a un hombre que no tenía pies.

 #30
No hay sustituto para la experiencia.
.

  #31
Actuar es más elocuente que hablar

  #32
Cuando otro sufre, es madera que sufre. Del árbol del silencio pende el fruto de la seguridad.

  #33
Del árbol del silencio pende el fruto de la seguridad.
  
 #34
El amor de un hombre por una mujer se desvanece como la luna, pero el amor de un hermano por un hermano es permanente como las estrellas y perdura como la palabra del profeta.

  #35
El que no sabe que no sabe, es un necio; apártate de él. El que sabe que no sabe, es sencillo; instrúyelo. El no sabe que sabe está dormido; despiértalo. El que sabe que sabe, es sabio; síguele.

  #36
El suspiro de una joven se oye desde más lejos que el rugido de un león.
.

  #37
En la abundancia de agua, el tonto tiene sed.

  #38
Hasta la raíz más pequeña encuentra su leñador.
 #39
La conjetura del sabio es más sólida que la certeza del ignorante.

  #40
Luego que has soltado la palabra, ésta te domina. Pero mientras no la has soltado, eres su dominador.

  #41
Ten buena memoria, si eres mentiroso.

 #42
 El que busca un amigo sin defectos se queda sin amigos.
 #43
Un libro es como un jardín que se lleva en el bolsillo.

,
.
Tomado de: http://www.elclubdeloslibrosperdidos.org/2017/06/los-43-proverbios-arabes-mas-hermosos.html

domingo, 4 de junio de 2017

Un Nobel de Paz que desprecia a los maestros no es digno de ese premio Por: giovanniagudelomancera

¨Nos mantenemos en el Paro Nacional, no vamos a echar para atrás, hasta que el gobierno no presente fórmulas reales y objetivas, estamos por negociar, por el diálogo y la concertación, pero no por la humillación¨
Estas palabras las dijo el jueves pasado, en la W Radio, en el espacio de Victoria Eugenia Dávila y Jairo Lozano, el señor presidente de Fecode, Carlos Rivas.
Minutos antes el Vice ministro de básica primaria, Paulo Jaramillo, había intimidado a los maestros con estas declaraciones: ¨le pedimos a Fecode aclararle al país su verdadera intención con esto, porque nos está demostrando que lo que quiere es dilatar el proceso, y no quiere sentarse a negociar para levantar el paro esta misma semana¨. Jaramillo  y la Ministra de Educación Yaneth Giha, amenazaron con buscar un mediador, que puede ser la Defensoría del Pueblo, porque según ellos, el tiempo legal de la negociación ya se venció.
Santos desprecia a los maestros- foto tomada de Memegen
Y es que ese es el talante del presidente Santos, de su Ministra de Educación Yaneth Giha, y ahora de su viceministro Paulo Jaramillo. despreciar a los maestros.
Giha resultó ser peor que su antecesora Gina Parody, que ya es mucho decir, humilla a los maestros con propuestas indignas, con el cuentico chino que ¨no hay plata¨ los ofende con sus ofrecimientos. En el tema de bonificación por servicios prestados, decreto 2418, que lo tienen todos los trabajadores del Estado, menos los maestros, y el cual reza que al trabajador que se gane $ 1.500.000, se le da el 35 por ciento, por solo una vez, y el que se gane menos, el 50, la ministra ofrece el 7, el 8, y ahora el 15 por ciento, pero no lo incluye como factor salarial, excluyendo a 120 mil docentes del grado 14.
¨No hay plata¨, es el caballito de batalla de Santos y su séquito, pero sí ‘enmermeló’ a muchos políticos, algunos medios de comunicación y a otras muchas conciencias más, dejando el país en quiebra, para lograr su famoso ‘acuerdo de paz’, su reelección, y ese premio Nobel de Paz, el cual debería devolver, porque no es digno de él quien desprecia a los maestros, forjadores del futuro y educadores de nuestros hijos. No los trata como se merecen esas personas que enseñan a escribir, a leer y a pensar a los futuros gobernantes, que ojalá, nunca sean como él. También forman a los futuros científicos, empresarios, deportistas, héroes, entre otros colombianos de bien. Pero parece ser que como los docentes no son de las FARC no merecen plata ni bienestar.
Como bien lo decía Carlos Rivas, presidente de FECODE, el jueves pasado en la W: ¨ ¡si hay plata!, ahí están los 28 billones de pesos que se están ahorrando de la guerra. Hicieron una reforma tributaria, subieron el IVA del 16 al 19 por ciento, van a repatriar capitales, acaban de encontrar un yacimiento de gas. No hay plata para darle a los estudiantes una buena alimentación, transporte y una buena infraestructura en las instituciones educativas, pero la corrupción se roba 20 billones de pesos. La Cámara ha presentado una proposición para que se haga una adición de 500 mil millones para la educación, pero no hay voluntad política del gobierno¨
Y es que escuchando los planteamientos del profe Rivas en la W Radio, lo que ellos piden justamente es inyectar recursos suficientes para el Sistema General de Participaciones.
Según el presidente de Fecode, desde el 2001, cuando Santos era Ministro de Hacienda de Pastrana, hasta hoy, 70 billones de pesos le han quitado a la educación. El hueco fiscal se puede cerrar con 16 billones de pesos, un billón 600 mil millones anuales en 10 años.
Ahora bien, la mal intencionada propaganda política del gobierno en algunos medios que él manipula, es que los maestros solo están ‘peliando’ por sus salarios, lo cual no es cierto. Ese tema se está discutiendo en la mesa de los trabajadores estatales.
Sin embargo, hablemos de este tema.
Como muy bien lo explica el profe Rivas, hay 322 mil educadores en Colombia, el que menos gana, del antiguo decreto, 2277 de 1979, recibe 765 mil pesos mensuales, el que más gana recibe $ 3.120.000, después de 30 años de servicio. En el decreto nuevo, el 1278, el que menos gana recibe & 1.290.000, y el que más gana recibe $ 4.613.000, luego de 20 años.
En cuanto a los ‘etnoeducadores’, el que menos gana recibe $1.300.000, y el que más gana recibe $1.800.000, y ahí se quedan, porque no están en el Estatuto Único de la Profesión Docente.
Los del decreto 1278, son víctimas de un concurso mal diseñado, ganan máximo $1.500.000, y no pueden ascender porque la evaluación que les hacen es absurda. Hay Licenciados, Especialistas, Magister y Doctorados que no han podido pasar al otro grado por causa de dicha prueba. Ellos también piden Estatuto Único de la Profesión Docente.
Colombia es el único país del mundo que tiene 3 estatutos docentes.
En Europa, por ejemplo, el salario de enganche es 4 mil euros, y para los de habla inglesa, 5 mil dólares.
Los maestros en Colombia tienen una brecha salarial del 28.2 por ciento, con respecto a los demás trabajadores públicos.
El Ministerio de Educación le va a quitar a los maestros las primas extralegales que tienen hace 40 años.
El pedido de los docentes al gobierno es que para 2019 los nivelen siquiera hasta el 10 por ciento, eso se pactó en el último paro, en 2015.
El profesor Rivas dice: ¨Debe haber una verdadera Política Pública Educativa de Estado, y no de gobierno. A la pública se le puede hacer seguimiento¨.
Santos ha incumplido con las deudas para los docentes. No les llega sus cesantías. No en los 45 días como lo ordena la ley. Es una actitud paquidérmica del gobierno, aun teniendo los recursos. Con un abogado se les demora 5 años y él les quita el 30 por ciento.
Pero hay otros temas de discusión. Según Carlos Rivas, los niños van a la escuela con hambre, con sueño, con dificultades de carácter familiar. Muchos estudiantes gastan hasta 2 horas para llegar al colegio, no desayunan, los maestros les colaboran de su propio dinero. En Colombia los corruptos se roban la plata de los refrigeriosLa mayoría de las Instituciones educativas donde estudian los niños son del siglo pasado, las condiciones sanitarias son paupérrimas. No hay un buen transporte escolar.
Esos temas siempre se han incluido en las propuestas, pero el gobierno no le ha parado bolas a eso.
Hablando de salud, el modelo que tienen los docentes cuesta 5,6 billones de pesos, para un millón de usuarios, (docentes y familias). Los maestros quieren que se licite y se cambie el prestador de salud porque el actual es caro y malo.
Volviendo a la propaganda mal intencionada y ‘enmermelada’ del gobierno, a los maestros se les critica de ser ‘enemigos de la paz’, pero como explicaba hoy en la W Carlos Rivas, presidente de Fecode, ellos son amantes de ella, de hecho, tienen una propuesta: ‘La Escuela territorio de paz’.
Santos les prometió, para que le ayudaran con su famoso ‘proceso de paz’, fortalecer el Sistema General de Participaciones, implementar las bonificaciones por servicios prestados y una nivelación salarial, pero como es él, no les ha cumplido.
Y haciendo memoria, cuando Santos fue Ministro de Hacienda de Pastrana, les metió el decreto 1278 y la ley 715.
Los docentes alegan para que los del 1278 asciendan por título, por tiempo de servicio y por producción académica. Tienen que valerle el título para su mejora salarial.
Los maestros enseñan con la palabra y por eso piden que Santos honre su palabra, algo que es realmente imposible.
Otros datos muy importantes que expuso Carlos Rivas, el jueves pasado en la W. nos dejaron perplejos. Según él, apareció la plata para parar el paro del Chocó y va a aparecer la de Buenaventura, pero la de los maestros no.
Ellos no le creen al gobierno que no hay plata.
Ninguna de las cosas que están pidiendo es para que las paguen ya.
En el caso concreto del Sistema General de Participaciones, es a 10 años. En el caso de la bonificación por servicios prestados, es a 3 años.
Increíblemente ya llegaron a un acuerdo en política educativa. La Constitución de 1991 obliga a dar gratuitamente los 3 grados de transición, y hasta hoy lo lograron los maestros de Colombia, pero se implementará hasta el año 2021 el de preescolar, y los otros dos grados, el uno para el 2022 y el otro para el 2024.
Hoy hay un millón quinientos mil niños por fuera de eso, la mayoría está en preescolar privado. Quienes no pueden pagar esos jardines llegan a la escuela en edad avanzada.
Preescolar es el grado más importante, el del aprestamiento, el del desarrollo de la creatividad, desarrollo de la inteligencia.
Otros datos expresados por Carlos Rivas en la W Radio para que los conozca la opinión pública, porque muchos medios manipulan la información y no divulgan la verdad:
Los profesores llegan a las seis de la mañana hasta la una de la tarde, trabajan en las peores condiciones. Se han vuelto sexólogos. sicólogos, orientadores, dictan clases, revisan los trabajos, dejas tareas, están pendientes del recreo, despachan los estudiantes. Un maestro dicta mínimo en 6 grados, de 40 estudiantes cada uno, y si le asigna una prueba semanal a cada estudiante, serían 960 evaluaciones al mes para calificar.
Los maestros no se oponen a la ‘Jornada Única’, están de acuerdo, pero en buenas condiciones integrales.
El maestro debe comprar todo para su trabajo, su portátil, su Tablet. Las condiciones laborales son muy difíciles y los salarios son miserables. La gran mayoría tiene especialización. Una Maestría en Colombia vale más de 60 millones, ¿cuándo la van a terminar de pagar y cuando reciben beneficio? El gobierno no da plata para la formación, excepto a los que no pasan la Evaluación de Carácter Diagnóstico Formativo, les da el 70 por ciento con mucho esfuerzo. Eso se logró en el Paro del 2015.
Los maestros piden el ‘Estatuto único de la profesión docente’.
En la ‘Relación técnica, estudiantes docentes’, aún no se han puesto de acuerdo, es el número de estudiantes por docente. Hay hacinamiento.
En los países pertenecientes a la OCDE, y a donde Santos sueña afiliarnos, tienen entre 12 y 13 estudiantes por docente. En el mundo, la situación instalada, es de 2 metros cuadrados en aula de clase, en Colombia estamos lejos de eso.
La idea es llegar por docente, a 15 alumnos en preescolar, 25 en básica primaria y 30 en secundaria. Eso haría una educación mejor y personalizada.
Algo muy importante que expuso el profe Rivas, el jueves pasado en la W, es que hay 60 mil maestros provisionales, muchos duran hasta 15 años para que los nombren, incluso, algunos se han pensionado como provisionales. Es el negocio de la ‘Tercerización’. A ellos les piden absurdamente un examen para ingresar al Estado. Fecode pide que tumben ese examen, se supone que esos maestros provisionales ya han presentado un examen social, sus alumnos ya son profesionales.
Santos dijo que quiere que seamos el país más educado de América Latina, en el 2025 en lo urbano en el 2030, en lo rural. Con esa forma de despreciar a los maestros jamás cumplirá esa meta.
Le decía firmemente, Carlos Rivas presidente de Fecode, a Victoria Eugenia Dávila y a Jairo Lozano en la W, que los maestros ya han intentado ‘Cacerolazos’, ‘movilizaciones de las antorchas’, ‘caravanas’, ‘pitaje nacional’, ‘eventos culturales y deportivos’, pero que el 6 de junio se viene ¡la gran marcha nacional!, en el Estado Social de Derecho. De todas las ciudades llegaran los maestros a pie y llegan para quedarse. El maestro se mete la mano al bolsillo para defender la educación pública y la plata para el Sistema General de Participaciones y en defensa de la educación pública. Santos desconoce la labor del Maestro ¡No hay marcha atrás! Hay apoyo internacional. Sí se quiere negociar, pero hay propuestas indignas.
Sin embargo, los maestros son conscientes que no todo lo que está en el pliego lo van a conseguir.
Oración al Maestro - foto tomada de Oración en puntadas - blogger
Oración al Maestro – foto tomada de Oración en puntadas – blogger
Comentarios de algunos oyentes que escucharon al maestro Rivas hoy con Victoria Eugenia Dávila y Jairo Lozano en la W:
¨El gobierno le da palo al maestro, pero es blando con la corrupción¨.
¨para los que matan a nuestros hijos si hay plata, pero para los que los educan no¨
¨Es Colombia es gratuita la matrícula, pero no la educación¨.

Los maestros son generosos, por eso amigos lectores, no se olviden de nuestras obrs benéficas:
  giovanniagudelomancera
periodista
Tarjeta Profesional #8356 Expedida por el Ministerio de Educación Nacional
giovanniagudelomancera
.
Tomado de:
http://blogs.eltiempo.com/la-sal-en-la-herida/2017/06/01/un-nobel-de-paz-que-desprecia-a-los-maestros-no-es-digno-de-ese-premio/

viernes, 26 de mayo de 2017

“El humanismo siempre triunfa” Steven Pinker

Steven Pinker es uno de los científicos más importantes del mundo. Estará en el Hay Festival de Cartagena y habló con SEMANA.
.
.El científico, Steven Pinker, uno de los científicos más importantes del mundo, es famoso por su audaz teoría de que la humanidad hoy vive el tiempo más pacífico de su historia. Estará en el Hay Festival y SEMANA habló con él, entre otras cosas, sobre la paz.

En 2012, Steven Pinker publicó un libro que lo hizo popular en todo el mundo, pero que también lo convirtió en blanco de críticas e, incluso, de burlas. Se trata de un mamotreto de 1.200 páginas titulado Los ángeles que llevamos dentro. Allí, este lingüista, psicólogo experimental y experto en ciencias cognitivas canadiense revisa las estadísticas de los actos de violencia registrados en miles de años y expone una tesis atrevida: los tiempos de hoy son los menos violentos de la historia.

No solo eso. También dice que la Segunda Guerra Mundial está lejos de ser el conflicto con más muertos y le exige al mundo, propenso al fatalismo y al pesimismo, reconocer los logros que ha alcanzado la sociedad. “El declive de la violencia puede ser el más significante y menos apreciado desarrollo en la historia de nuestra especie”, escribe.

SEMANA: ¿Cómo le explicaría a una víctima del conflicto armado su teoría de que la violencia está en declive?

STEVEN PINKER: Le diría que Colombia no es el único país en la Tierra y que el hecho de que hayan vivido tanta violencia no afecta la conclusión de que el mundo, en su conjunto, hoy es menos violento que antes. Colombia ha sido una excepción, pero la tendencia que describo se basa en estadísticas.

SEMANA: La reciente masacre de ‘Charlie Hebdo’ hace pensar que su teoría es lejana de la realidad.

S. P.: La violencia siempre existirá y sus víctimas siempre sufrirán. Pero mis observaciones sí tienen que ver con la realidad. Hoy millones de personas saben que la probabilidad de morir en un tiroteo o en una guerra civil es mucho más baja que antes. Sucesos como el de París significan un retroceso, sí. Pero los mismos colombianos saben de lo que hablo: hoy la guerra en su país es menor y los homicidios se han reducido.

SEMANA: ¿Le va bien con una teoría optimista en un mundo más bien pesimista?

S. P.: Bastante bien. Sé que en la Casa Blanca conocen mi tesis y que líderes de otras naciones la han citado. Y a mí eso me alegra porque sé que hay mucha gente que piensa que no hay nada que el hombre pueda hacer para mejorar la sociedad. Yo revisé registros históricos y advertí que nuestros ancestros, de hecho, tuvieron mucho éxito al luchar por disminuir la violencia.

SEMANA: Hace poco publicó un artículo en que se refiere a Colombia como modelo de reducción de violencia. ¿Cuánto sabe del país?

S. P.: Me interesa desde que lo visité por primera vez en 1976. Tengo un amigo, a quien conocí en la universidad, y también mantengo correspondencia con una amiga en Medellín. La última vez fui en 2011. Esta semana vuelvo para el Hay Festival, y en 2016 iré otra vez por invitación de la Universidad de los Andes. En el artículo actualizo las estadísticas de mi libro, y ahí es obligatorio hablar de Colombia, en particular, de la caída de los homicidios en Bogotá y Medellín.

SEMANA: ¿Cómo ve la paz con las Farc?

S. P.: Es un proceso necesario. En cierto momento, toda sociedad se da cuenta de que llegó el instante de dar un paso atrás y ver la violencia como un problema a solucionar, en vez de una competencia a ganar. Pienso que ustedes ya tienen una capacidad de análisis suficiente para saber qué es lo más beneficioso.

SEMANA: ¿Cuál podría ser un aporte de las humanidades a un eventual posconflicto?

S. P.: La ciencia permite dos cosas. Te hace sentir seguro de que lo que dices es verdad y te permite ser preciso. Solo así es posible entender por qué pasa lo que pasa. Muchos de los avances históricos han surgido de argumentos humanistas: las ideas contra la esclavitud, contra la guerra, contra la tortura… De ahí el valor de la discusión intelectual y la importancia de que quienes toman decisiones valoren ese debate. No es una coincidencia que las sociedades más brutales sean siempre las que más reprimen la libertad de expresión.

SEMANA: ¿En qué momento la humanidad entendió que debía aplacar la violencia?

S. P.: No hubo un solo momento. Piense en historias como la de quien mata a alguien en una taberna por un insulto, que comenzaron a bajar en Europa ya en la Edad Media. Pero hoy por hoy hay lugares en el mundo donde aún impera la anarquía y asesinatos de ese tipo siguen presentándose. Luego, está la violencia institucional, es decir, la de quienes le aplicaban la pena de muerte a un simple ratero, que empezó a reducirse después de la Ilustración. Y también está la violencia de las guerras, que solo vino a reducirse tras la Segunda Guerra Mundial.

SEMANA: ¿Y la discriminación sexual?

S. P.: Esa es otra forma de violencia e incluye, por ejemplo, la persecución de los homosexuales y las agresiones contra las mujeres. Esto solo empezó a caer en los años sesenta o setenta.

SEMANA: ¿Eso significa que, mientras que la violencia en el mundo caía, Colombia entraba de lleno a la guerra?

S. P.: Sí, y eso tiene que ver con tres cosas concretas. Lo primero, la falta de control territorial del Estado. Lo segundo, el comercio ilegal. Donde hay contrabando hay anarquía, y ahí la gente no puede poner demandas, ni llamar a la Policía, sino que usa la fuerza. El tercer factor fue la Guerra Fría. Las batallas ideológicas entre los extremos políticos condujeron a guerras civiles en todo el mundo. Después de 1989, los conflictos fueron cesando. Pero Colombia ha tardado.

SEMANA: Usted dice que la educación ha sido clave para disminuir la violencia. ¿Cómo explica que algunos jefes de las Farc, que estudiaron en universidades, terminaron incurriendo en terrorismo?

S. P.: Hay ideas que pueden impulsar la violencia y, por lo general, son ideas tóxicas. El marxismo es una, y el nacionalismo y el fundamentalismo religioso también lo son. Lo interesante de esto es que, a largo plazo, la fuerza destructiva de esas ideas las hace desaparecer y permite la sobrevivencia del pensamiento humanista. En otras palabras, el humanismo siempre triunfa.

SEMANA: En su libro usted habla de una “racionalidad colectiva” que le ha permitido a la humanidad controlar sus impulsos violentos. ¿A qué se refiere?

S. P.: Hoy sabemos que en todos los países la gente con el paso del tiempo, y sobre todo en el siglo XX, se ha vuelto más inteligente. La ciencia conoce este fenómeno como el efecto Flynn y lo atribuye a la educación y a los esfuerzos por alfabetizar a la gente. Yo pienso que ahí yace buena parte de la explicación de por qué la violencia ha disminuido. 

SEMANA: ¿Aparte de la educación qué más ha contribuido a eso?

S. P.: Otros factores son el surgimiento del Estado, que monopolizó el uso de la fuerza, y de las ciudades y el comercio, que obligaron a la gente a relacionarse sin agredirse. Al final, lo que sucedió es que las sociedades fueron entendiendo que vale la pena conservar las ideas que les traen beneficios. Casi siempre, se trata de ideas que aplacan la violencia.

SEMANA: ¿Y cómo cabe ahí el fenómeno del Estado Islámico? ¿Es un retroceso?

S. P.: El declive de la violencia en el mundo no es un proceso mágico que envuelve a la Tierra y la hace de inmediato más pacífica. Y pienso que el Estado Islámico sí ha conducido a un revés, pero pequeño: nos ha llevado atrás unos diez años. Pero quiero decirle algo. En el mundo hay 200 países y viven más de 7.000 millones de personas. Si uno se pone a buscar a los más violentos, pues los va a encontrar. De hecho, ese es un problema del periodismo a la hora de entender el mundo.

SEMANA: ¿Cómo así?

S. P.: Los periodistas, casi por definición, seleccionan con pinzas un hecho violento y atraen la gente a él. Así producen una distorsión del mundo y no permiten una visión general. Hay lugares como Angola, Mozambique, Timor Oriental o Sri Lanka donde las guerras terminaron y por eso allá no tienes un reportero con una cámara diciendo que aquí no se ha matado a nadie.

SEMANA: Basado en lo que sabe de la historia de la violencia, ¿cómo será el futuro?

S. P.: Solo un tonto haría predicciones seguras porque la verdad es que hay demasiadas posibilidades de que ocurran sorpresas desagradables y nadie sabe cómo serán. En general, sin embargo, las tendencias son positivas. A medida que los países sacan a su gente de la pobreza y acaban con las guerras civiles, las tasas de violencia se reducen. Y no dude que cobrarán más y más importancia las campañas para reducir la violencia contra los niños, las mujeres y los homosexuales. nSteven Pinker es uno de los científicos más importantes del mundo, famoso por su teoría de que la humanidad hoy vive el tiempo más pacífico de su historia.
.
Tomado de;
http://www.semana.com/nacion/articulo/steven-pinker-el-humanismo-siempre-triunfa/415660-3