domingo, 31 de enero de 2010

SECRETARIA DE EDUCACIÓN DE CUNDINAMARCA. COMUNICADO 0000001

DE: SECRETARIO DE EDUCACIÓN DE CUNDINAMARCA
PARA: SERVIDORES PUBLICOS PLANTA FEC
ASUNTO: PAGO MESADA ENERO DE 2010
FECHA: 29 ENERO 2010

Debido a inconvenientes en el sistema de liquidación de nómina “HUMANO”, cuyo soporte técnico se brinda a través del Ministerio de Educación Nacional, no fue posible lograr el procesamiento de la nómina del mes de enero según el cronograma establecido para este fin y en consecuencia, no se pudo realizar su pago en la oportunidad con que se ha venido dando cumplimiento al compromiso de cancelación de las mesadas salariales a finales del mismo mes de causación.

Ofrecemos disculpas y solicitamos su comprensión por los traumatismos y dificultades generadas, seguros que continuamos trabajando con todo el empeño para beneficio de la educación y de la comunidad educativa de Cundinamarca.

ORIGINAL FIRMADO

ALVARO DÍAZ GARAVITO

sábado, 30 de enero de 2010

El Concurso Docente, otro paño de agua tibia del gobierno nacional

Yesid Quiroga.
El pasado 24 de enero 27 mil maestros regulados por el Estatuto 1278 concursaron para ascender en el escalafón. Lamentablemente todo está diseñado para que muy pocos lo logren y continúen con un bajo ingreso.
El Decreto 1278 de 2002 es el Estatuto que regula a los maestros nuevos o vinculados después de su expedición, en él se contempla que para ascender en el escalafón y mejorar los ingresos los educadores deben presentar una evaluación de competencias y superarla con el 80%, nivel de exigencia que está exagerado para reducir el número de afortunados.
Según John Ávila, Director del CEID Nacional, del total de docentes que presentaron la prueba sólo un pequeño porcentaje va a pasar y no porque no hayan desarrollado sus habilidades, ni tengan la formación suficiente, sino porque en esos exámenes la estadística y la econometría que se aplica están diseñadas para que unos pocos asciendan. Además cabe destacar que desde hace varios años el país está en una política de recorte a las transferencias, ajuste fiscal y reducción del gasto público en educación y en esa medida el presupuesto para la nómina docente se ve afectado, concluye el director del CEID.
Frente a esa ruleta cargada de trucos para evitar que los maestros acierten, el pasado domingo 24 de enero se presentaron 27 mil educadores, Efraín Segura es uno de ellos y es consciente de que su futuro está en juego, porque de la vida que imaginó con la profesión y la que hoy lleva tienen una gran distancia.
Efraín Segura manifestó su desilusión frente a la profesión docente: “Cuando yo ingrese a estudiar mi pregrado en educación esperaba a futuro poder contar con un índice salarial bueno para así tener una mejor calidad de vida, surgir en el ámbito profesional y cursar estudios de posgrado y maestría, pero la realidad es que los ingresos que nosotros recibimos en este escalafón difícilmente nos permiten cumplir estas metas” explico el docente.
Oscar Mauricio al igual que Efraín y el resto de educadores del 1278 han estado estancados desde el momento en que ingresaron porque su ascenso depende de la prueba y aunque el Decreto dice que se debe hacer máximo cada seis años, para la del pasado 24 de enero el Ministerio se tomó ocho.
El docente regulado por el 1278, Oscar Mauricio Maldonado, quien ingresó en el 2005 explicó que cumplió cinco años solamente con el incremento de ley y en el caso de no pasar el concurso tendrá que esperar hasta que el Ministerio de Educación vuelva a abrir otro dentro de cinco años, tiempo en el cual no recibirá un ingreso adicional o un ascenso en el escalafón.
La idoneidad de la prueba para medir las competencias profesionales es otro punto polémico porque nadie garantiza que compensará a los mejores.
John Ávila argumentó que muchos maestros en el aula de clase son exitosos, innovadores, entregados y comprometidos con su práctica pedagógica, pero como las pruebas no examinan esos potenciales tienden a ser superados por personas no comprometidas con la pedagogía pero intelectualmente hábiles.
Los resultados de la evaluación serán un castigo moral y un castigo económico, porque incluso quienes la pasen deberán esperar a que el Gobierno tenga disponibilidad presupuestal para hacer los incrementos a los que tienen derecho, y quienes la reprueben sufrirán desmotivación y deberán continuar con actividades complementarias para subsistir. Por eso la meta de un Estatuto Único Docente que dignifique la profesión.
TOMADO DE:http://www.fecode.edu.co/index.php?option=com_content&view=article&id=1193:el-concurso-docente-otro-pano-de-agua-tibia-del-gobierno-nacional&catid=39&Itemid=32

Ruedan Obras Entre Cambao Y Puerto Bogotá

Apenas faltan ocho kilómetros para conectar por carretera las inspecciones de Cambao y Puerto Bogotá. Una vez concluidas las obras, se podrá viajar desde Girardot hasta Honda sin necesidad de ir hasta Ibagué o hacer transbordo en ferry en la inspección de Gramalotal, en el municipio de Beltrán.
Esta vía hace parte de la llamada Troncal del Magdalena, planteada como autopista, que parte del barrio Ciudad Montes de Girardot y continúa su trazado por los municipios de Nariño, Guataquí y Beltrán, hasta llegar a la inspección de Puerto Bogotá, del municipio de Guaduas.
Durante los 24 kilómetros de recorrido entre Girardot y Nariño la vía está pavimentada, aunque no presenta señalización alguna ni demarcación en el pavimento, lo que se convierte en un trayecto riesgoso para quien no conoce la zona.
Igual situación se presenta en los 19 kilómetros siguientes que separan a Nariño de Guataquí.
El recorrido continúa por 33 kilómetros más hacia el municipio de Beltrán. Allí, el 40 por ciento de la vía es carreteable afirmado más no pavimentado, lo cual no impide el tránsito de vehículos.
Posteriormente sigue pavimentada hasta llegar a Cambao, inspección del municipio de San Juan de Río Seco. "La ruta Cambao Puerto Bogotá tiene una longitud de 38 kilómetros, de los cuales 30 están explanados a nivel de sub-base, estado en que la entregaremos en el mes de julio", dijo el ingeniero Carlos Escobar, de la firma Esgamo, contratista de esta obra.
En algunos tramos donde se construyen alcantarillas y un puente de 45 metros sobre la quebrada Chaguaní hay que desviar cortos trayectos por vías veredales o a través de las fincas ganaderas de la zona.
Según informó la Gobernación de Cundinamarca, en esta vía, cuyo costo asciende a 6.300 millones de pesos, se han invertido hasta el momento 5.088 millones.
La obra, iniciada en el mes de agosto de 1999 ha generado 500 empleos directos, lo que se constituye en una ventaja sobre todo si se tiene en cuenta que se trata de mano de obra de la zona.
Para las autoridades de los municipios ribereños del Magdalena, el proyecto resulta prioritario, ya que con ella se reactivará una zona agrícola y ganadera y adicionalmente se consolidarán los procesos de integración entre las comunidades.
Publicación eltiempo.com
Sección Información general
Fecha de publicación 10 de marzo de 2001
LA I.E.DPALT PUERTO BOGOTÁ, LE INVITA A SEMBRAR UN ÁRBOL, SEMBRANDO UN ÁRBOL TENDREMOS FUTURO Y DEJAREMOS OXIGENO Y AGUA A NUESTROS HIJOS Y NIETOS.

martes, 26 de enero de 2010

INTEGRACIÓN DE LOS DOCENTES Y DIRECTIVOS DOCENTES DE PUERTO BOGOTÁ II

video

VIDEO DE INTEGRACIÓN DE LOS DOCENTES Y DIRECTIVOS DOCENTES

video

INTEGRACIÓN DE LOS DOCENTES Y DIRECTIVOS DOCENTES DE PUERTO BOGOTÁ

El Señor Rector Luis Carlos Arboleda Rueda y Lucila Zapata de Vera, Secretaria Ejecutiva, sorprendieron a los docentes de la Institución Educativa, al ofrecer un almuerzo de integración, el cuaL contó con la presencia de todos los docentes desde Preescolar, básica primaria y básica secundaria y media técnica, los dejamos con las imagenes del ágape.
Buen apetito.
Buen apetito.
Silencio, docentes cenando.
Cesar, que le dice al profe Marcos?
El Señor Rector Luis Carlos Arboleda Rueda, y la docente Nora Pava.
La Señora Dora Rueda, dio el sazón a la cena.
Doña Dora y su hijo el Rector Luis Carlos Arboleda Rueda.
Jackson Andrei Zambrano, en la jugada.
Fotografías: Esp. Tiberio Murcia Godoy (Enero/26/2010)

VIDEO JORNADA DE DESARROLLO INSTITUCIONAL

video

DOCENTES EN SEMANA DE DESARROLLO INSTITUCIONAL

Docentes a la expectativa de lo que se va a tratar.
Docentes pendientes.
1278 presente. Alonso Pulido, Nubia Acuña, Ugueth Soraya Zabala y Cesar Moreno.
Veredas presentes, Nidia Sánchez, Luz Daly Garcia, Carmen Elisa Sarmiento y Alonso Pulido.
Claudia Parra, Agustín Sánchez, Aejandro Vergara y al fondo Diego Armando Sandoval.
Diego Armando Sandoval, y compañeros docentes.
Claudia Parra, Nubia Moreno y Aneyder Montealegre.
José Gabriel Muñoz Granada, el hombre estudioso.
Tiberio Murcia Godoy, en la jugada.
Fotografías; Esp. Tiberio Murcia Godoy (Enero/26/2010)

VISITA DE TARCISIO MORA GODOY A PUERTO BOGOTÁ

En visita realizada este martes 26 de enero a la Inspección de Puerto Bogotá, Guaduas, de parte del presidente de la CUT, Tarcisio Mora Godoy, con el fin de dialogar sobre las nuevas políticas laborales en el país.
Los docentes José Gabriel Muñoz Granada, Tarcisio Mora Godoy y Aejandro Vergara Sánchez.
Tiberio Murcia Godoy y Tarciso Mora Godoy.
Las docentes Consuelo Marroquín Manrique, Blanca Hercilia Ramirez, Tarcisio Mora Godoy,Carmen Leonor Rodríguez y Doris Castro.
Fotografías; Esp. Tiberio Murcia Godoy. Ing. Alejandro Vergara Sánchez. (Enero/26/2010)

martes, 19 de enero de 2010

LA VILLA DE GUADUAS, CONMEMORA 214 AÑOS DEL NATALICIO DE POLICARPA SALAVARRIETA ( 26 de enero de 1796-26 de enero de 2010)


Dar click sobre las imagenes para leer mejor.

Dar clic sobre las imagenes para leer mejor.

LA INSTITUCIÓN EDUCATIVA DEPARTAMENTAL DE PUERTO BOGOTÁ, GUADUAS, EL CENTRO DE MEMORIA DE GUADUAS Y LA RED NACIONAL DE CMM SE VINCULAN A ESTE MAGNO EVENTO, Y LES INVITA A PARTICIPAR ACTIVAMENTE EN ELLOS.

sábado, 16 de enero de 2010

TIBERIO MURCIA GODOY, elegido Presidente de la Red Nacional de Centros Municipales de Memoria

El pasado mes de diciembre fue elegido nuestro compañero docente Tiberio Murcia Godoy, como Presidente de la Red Nacional de Centros Municipales de Memoria, luego de asistir al Taller sobre GESTIÓN CULTURAl, convocado por el Ministerio de Cultura en el marco del Bicentenario de las Independencias y el Programa Centros Municipales de Memoria, al cual nuestro compañero pertenece tanto al de Guaduas, como el de la vecina población de Honda.
Felicitamos al Docente Tiberio Murcia Godoy y observamos que una de sus primeras tareas como Presidente fue la creación del blog de la Red. www.rednacionalcmm.blogspot.com en donde podemos encontrar información referente a los Centros Municipales de Memoria del país, que por cierto el de Guaduas, fue el pionero en estos centros.

PRIMEROS ESTUDIANTES DE LA NOCTURNA GRADUADOS

Mosaico de los Primeros Bachilleres Modalidad Nocturna, Graduados en la Institución Educativa Departamental Puerto Bogotá, Guaduas, 2 Semestre.Mosaico cortesía de la docente Emilsen Hernández Bravo. Diciembre de 2009.

jueves, 14 de enero de 2010

SEMANA DE DESARROLLO INSTITUCIONAL, "silencio". Docentes trabajando.

Docentes Martha Tellez, Martha Serna, al fondo Agustín , coordinador, Nora y otros.
Básica Primaria, presente.
Docente Gerardo Bustos, dictando el Cronograma de actividades 2010.
Los Docentes, Doris, Tiberio, Emilsen, Marroquín, Cesar, Ugueth, Willian y demás.
Fotografías. Esp. Luis Carlos Arboleda Rueda.(Ene/13/10)

martes, 12 de enero de 2010

EL ESCRITOR JORGE ELIECER PARDO RODRIGUEZ CON ESTUDIANTES DE NUESTRA INSTITUCIÓN EDUCATIVA DEPARTAMENTAL PUERTO BOGOTA

Esp. Tiberio Murcia Godoy, acompañado con dos docentes de la I.E. Gral Santander y el escritor Jorge Eliecer Pardo Rodriguez
El escritor Jorge Eliecer Pardo, acompañado por estudiantes de nuestra Institución Educativa Departamental Puerto Bogotá,(Foto 17 de abril de 2009)


PREMIO NACIONAL DE CUENTO
Sin nombres, sin rostros ni rastros
Por Jorge Eliécer Pardo
A las amorosas mujeres colombianas


Como a mis hermanos los han desaparecido, esta noche espero a las orillas del río a que baje un cadáver para hacerlo mi difunto. A todas en el puerto nos han quitado a alguien, nos han desaparecido a alguien, nos han asesinado a alguien, somos huérfanas, viudas. Por eso, a diario esperamos los muertos que vienen en las aguas turbias, entre las empalizadas, para hacerlos nuestros hermanos, padres, esposos o hijos. Cuando bajan sin cabeza también los adoptamos y les damos ojos azules o esmeralda, cafés o negros, boca grande y cabellos carmelitas. Cuando vienen sin brazos ni piernas, se las damos fuertes y ágiles para que nos ayuden a cultivar y a pescar. Todos tenemos a nuestros NN en el cementerio, les ofrecemos oraciones y flores silvestres para que nos ayuden a seguir vivos porque los uniformados llegan a romper puertas, a llevarse nuestros jóvenes y a arrojarlos despedazados más abajo para que los de los otros puertos los tomen como sus difuntos, en reemplazo de sus familiares. Miles de descuartizados van por el río y los pescadores los arrastran a la playa para recomponerlos. Nunca damos sepultura a una cabeza sola, la remendamos a un tronco solo, con agujas capoteras y cáñamo, con puntadas pequeñas para que no las noten los que quieren volver a matarlos si los encuentran de nuevo. Sabemos que los cuerpos buscan sus trozos y que tarde o temprano, en esta vida o la otra, volverán a juntarse y, cuando estén completos, los asesinos tendrán que responder por la víctima. Si la justicia humana no castiga a los verdugos, la otra sí los pondrá en el banquillo de los que jamás volverán a enfrentarse a los ojos suplicantes de los ultimados.

Esta noche hemos salido a las playas a esperar a que bajen otros. Nos han dicho que son los masacrados hace varias semanas, los que sacaron a la plaza principal y aserraron a la vista de todos. Quiero que venga un hombre trabajador y bueno como los pescadores y agricultores de por allá arriba y que yo pueda hacerle los honores que no le dieron cuando lo fusilaron. Mis hermanas tirarán las atarrayas y los chiles para no dejarlos pasar, uno no sabe si el que le toca es el sacrificado que con su muerte acabará la guerra. Aquí todas creemos que nuestros difuntos prestados son los últimos de la guerra, pero en los rezos nos damos cuenta de que es una ilusión. Cuando traen ojos se los cerramos porque es triste verles esa mirada de terror, como si en sus pupilas vidriosas estuvieran reflejados los asesinos. Nos dan miedo esos hombres armados que quedan en el fondo de los ojos de los muertos, parecen dispuestos a matarnos también. Muchos
párpados ya no se dejan cerrar y, dicen en el puerto, que es para que no olvidemos a los sanguinarios. Los enterramos así, con el sello del dolor y la impunidad mirando ahora la oscuridad de las bóvedas.

Algunos están comidos por los peces y los ojos desaparecidos no dan señales del color de sus miradas. A muchos de los que nos regala el río y no tienen cara, nosotras les ponemos las de nuestros familiares desaparecidos o perdidos en los asfaltos de las ciudades. Pegamos las fotografías en los vidrios de los ataúdes para despedirlos con caricias en las mejillas. Fotos de cuando eran niños, con sus caras inocentes. Las novias hacen promesas, las esposas les cuentan sus dolores y necesidades y las madres les prometen reunirse pronto donde seguramente Dios los tiene descansando de tanta sangre. Las solteras les piden que les traigan salud, dinero y amor. Y cuando las palomas anidan en las tumbas es el anuncio de que deben emigrar para otra parte de Colombia o para Venezuela, España o los Estados Unidos.

Los primeros meses poníamos en sus lápidas las tristes letras de NN y debajo un número para que todos supieran que era un muerto con dueño, o mejor un desparecido reencontrado. Cuando nadie viene por ellos y las autoridades también los dejan a la buena de Dios, los dueños de los cadáveres los rebautizan con los nombres de sus muertos queridos. Es como un nacimiento al revés: parido entre el agua del río y lavado después en la arena. Les llevamos flores, les encendemos veladoras y les regalamos rosarios completos y unos cuantos responsos. Todas sabemos que en cada rescatado hay un santo.

Los lunes nos reunimos en un rezo colectivo porque ya todas tenemos muertos y sabemos que están muy solos y que todavía sienten la angustia de haber sido degollados, descuartizados o ejecutados con desmayo en la humillación. El dolor produce una mueca que nos hace respetar más al sacrificado. A los aterrorizados les tenemos más amor y consideración porque uno nunca sabe cómo es ese momento de la tortura lenta y cómo enfrentaron las motosierras, las metralletas, los cilindros bomba.

Cuando oímos los llantos colectivos de las viudas errantes buscando a sus muertos, en peregrinación por las riveras, como nuevos fantasmas detrás de sus maridos, les damos los rasgos corporales y les entregamos los cadáveres recuperados. Lloramos con devoción y esa misma noche se los llevan envueltos en costales de fique, en sábanas viejas, en barbacoas o en los cajones simples que nosotras hemos alistado para los difuntos santificados. Romerías con linternas apuntando el infinito con estrellas como pidiendo orientación al cielo para no perderse en los manglares, tras la huella invisible del río. Lloran como nosotras la rabia de la impotencia. Cuando no encuentran al que buscan nos dejan su foto arrugada porque ya no importa tanto la justicia de los hombres sino la cristiana sepultura de los despojos.

Nos hemos contentado con recibir y adoptar pedazos porque tener uno entero es tan difícil como el regreso de nuestros muchachos reclutados para la muerte. Ellos no volverán, mucho menos las noticias porque la guerra se los come o los ahoga. Cuando no se los traga la manigua, los matan las enfermedades de la montaña o el hambre.

Nos han dicho que no somos los únicos en el puerto, que en Colombia los ríos son las tumbas de los miserables de la guerra. Los viejos nos han dicho que siempre los ríos grandes y pequeños albergan a las víctimas, desde la violencia entre liberales y conservadores de los siglos pasados cuando venían inflados, flotando, con un gallinazo encima.

Nuestro cementerio no es de desconocidos como pretendieron hacernos creer. Nosotras no pedimos a nuestros muertos números de suerte ni pedazos de tierra para una parcela, pedimos paz para los niños que aún no entran en la guerra a pesar de que a muchos de nuestros sobrinos los han quemado o arrojado al agua. Los niños no llegan a las playas, no son pescados por manos bondadosas. Dicen que a ellos los rescata un ángel cuando los asesinan. El río los purifica.

Después de tantas noches de cielo hechizado, de tanto llanto contenido, mi hija ha quedado viuda. Por eso está conmigo esta noche en la orilla, rezando para que baje un hombre por quien llorar junto a nosotras. Más arriba hay chorros de linternas. Sabemos que cada uno tiene los muertos que el río buenamente le entrega. No importa que seamos un pueblo de mujeres, de fantasmas, o de cadáveres remendados, no importa que no haya futuro. Nos aferramos a la vida que crece en los niños que no han podio salir del puerto. A nuestras criaturas inocentes las hemos dejado dormidas para salir a pescar a los huérfanos de todo. Mañana nos preguntarán cómo nos fue y nosotras les diremos que hay una tumba nueva y un nuevo familiar a quien recordar.

Bajan canoas y lanchas. No sabemos si estamos dentro de un sueño o nosotras flotamos despedazadas en el agua turbia, en espera de unas manos caritativas que nos hagan el bien de la cristiana sepultura.
A Tiberio Murcia Godoy
Hola amigo mío. Un abrazo. Ahí te va lo prometido y algunos links de interés. Saludos a mis amigos del bello puerto y que pronto estaré de regreso.
Jorge Eliecer Pardo R.

martes, 5 de enero de 2010

PUEBLO 3.6% DE AUMENTO DEL SALARIO PAUPERRIMO, CONRESISTAS 1000% Y HASTA MÁS, POR ALBERTO JOSÉ HOLGUIN

Que tal esto
Candilejas. Por: Alberto José Holguín
Pensiones a congresistas
(EL PAIS CALI)
Octubre 28 de 2009
Al escribir estas líneas no pretendo frenar la iniciativa que ya cursó los dos debates en el Senado, porque no tiene objeto, ya que será aprobada me guste o no y le guste o no al resto de los colombianos. Simplemente quiero sentar mi voz de protesta y dejar constancia del absurdo abuso que los mal llamados ‘padres de la Patria’ van a cometer.
Nuestro Congreso está totalmente desprestigiado, casi que repudiado por la ciudadanía, entre otras cosas por la triste verdad de que más de 70 de sus 268 miembros han sido o están siendo juzgados por la Corte Suprema de Justicia o se encuentran detenidos. Sin embargo, a los ‘honorables’ parlamentarios Aurelio Iragorri, Eduardo Enríquez, Carlos Cárdenas y Carlos Ferro no les tembló la mano para proponer la modificación de la Ley Cuarta de 1992, con el objeto de aumentarse el valor de sus pensiones de jubilación, iniciativa que probablemente recibió el aplauso de sus colegas. Esta inaudita actitud puede calificarse como una afrenta oprobiosa, monstruosa y vituperable contra el pueblo colombiano en un momento tan difícil como el que se está viviendo, cuando hay necesidades apremiantes de toda índole que no se pueden financiar y cuando el desempleo llega al 11%, sin contar el subempleo, que hace la situación laboral aterradora.
Actualmente, nuestros senadores y representantes devengan al mes $5.088.646 como sueldo básico, $9.046.485 de gastos de representación, $5.496.999 de prima de vivienda y $1.413.508 de prima de salud. Las partidas anteriores suman $21.045.638 cada 30 días. Mientras tanto, el salario mínimo legal, que en el 2008 era de $461.500, pasó a partir del 1 de enero del 2009 a $497.000, un incremento de sólo $35.500, pues se consideró “inflacionario y peligroso para la economía nacional” aumentarlo algo más o redondearlo siquiera a los $500.000 mensuales. No hay derecho. Pero no contentos con los millones que devengan, los parlamentarios pretenden ahora reformar la legislación pensional para ellos, sólo para ellos, de tal forma que su mesada futura por jubilación pase de $11 millones a $16 millones mensuales, lo que equivale a un incremento del 45%. Sabrosa vida.
Así es muy difícil alcanzar la paz. Mientras sigan presentándose estas desigualdades es utópico pretender que no haya violencia social. Y lo más triste es que los respetados congresistas siguen haciéndole el juego al ausentismo, a las cosas torcidas, a lo malévolo, sin pensar en lo que de verdad le puede convenir al país y a los 42 millones de colombianos que dicen representar. Y sin más lamentaciones, porque se las lleva el viento, tocará esperar ahora a que la iniciativa termine su trámite y los ‘sufridos’ parlamentarios agreguen otra conquista a su ya larga lista de prebendas.
TOMADO DE: Periódico EL PAÍS DE CALI. Octubre 28 de 2009